LAS ARTES MARCIALES SE CONSIDERAN COMO UNA EXCELENTE ARMA CONTRA EL TERRORISMO